Un campeonato con aroma de mujer

Luego de ser confirmada en la revisación técnica, la primer mujer campeona del Automovilismo fueguino, Yanina Oller, visitó los estudios de fuego motor para contarnos sus sensaciones del semejante logro obtenido en su carrera deportiva.

Charlando con ella en los estudios expresaba: «Estoy muy emocionada, recién en el día de hoy caí y pensé lo que había logrado, durante todo el fin de semana estuve tranquila, pensando mucho en lo que tenía que hacer y en lo mucho que trabajó mi equipo para obtener este campeonato».

«Todo este logro se fue dando de a poco, fui adquiriendo experiencia de las macanas que me mandaba cuando empecé a andar bien, como en alguna largada o entradas en alguna curva, pero de a poco me fui adaptando al auto y crecí a lo largo de estos años y por suerte tuve los frutos que buscábamos».

«Nosotros el año pasado ya teníamos un auto competitivo, pero después del accidente cuando nos dimos contra el paredón, lo perdimos, nos costó muchísimo volver a tener el auto que teníamos, pero bueno, eso fue algo que solo los Pranteda pueden lograr en un auto de carreras».

La mejor carrera que recuerdo fue una que tuve con el Tole y la anteúltima con Juan Manuel y Lucas Marchisio hicimos una carrera espectacular, la verdad que estar peleando a la par con ellos me dio mucho gusto.

Con respecto a sus sensaciones al finalizar la carrera Yanina comentaba: «La verdad que eso que pasó apenas terminó la carrera y ver a toda la gente saludándome, abrazándome y felicitandome, es algo inolvidable y la verdad que agradezco todos esos gestos de cariño hacia mi persona».

«Quiero agradecer a todos los me dieron una mano para lograr esto, a mi familia que siempre me acompaña, tanto la mía como la de Leandro, la verdad que eso te da fuerzas para seguir en esto. El campeonato se lo dedico a mis mecánicos Néstor y Nicolás Pranteda, que se laburan todo siempre, ellos siempre le quieren sacar un poquito más al auto. También a mi viejo que pasó un año bastante fulero y bueno es para él, a Leandro que también se enfermó y que ahora está muy bien y la verdad que esto es una caricia al alma.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*