El nueve veces campeón del WRC apareció por última vez en el campeonato en 2020, cuando el francés se unió a Hyundai Motorsport para las rondas de Montecarlo y Turquía, terminando sexto y tercero respectivamente.

Este año es la primera vez desde 2017 que Loeb está ausente del campeonato, ya que el piloto más exitoso de la historia del WRC se ha centrado en el programa del Rally Dakar con Prodrive, así como en una campaña en la nueva serie Extreme E de propulsión eléctrica, conduciendo para el equipo X44 de Hamilton junto a Cristina Gutiérrez.

Sin embargo, Loeb ha mantenido su vista de cerca en el WRC y se ha mostrado entusiasmado por el cambio a coches híbridos en la categoría mayor que entrará en funcionamiento el próximo año.

Aunque está intrigado por la nueva normativa, el piloto de 47 años dice que “no tiene ningún plan por el momento” para pilotar en el WRC el año que viene, pero que estaría encantado de tener una oportunidad. Toyota, Hyundai y M-Sport aún no han confirmado a sus pilotos para la próxima temporada.

“En este momento no hay ningún plan”, dijo Loeb cuando se le preguntó sobre las posibilidades de participar en el WRC el próximo año.

Cuando se le preguntó si había mantenido conversaciones con los equipos, añadió: “No especialmente, pero siempre es agradable conducir en el WRC. Es difícil decir que no porque la sensación que tienes en el WRC es increíble”.

El nueve veces campeón del mundo respalda la apuesta híbrida del WRC y cree que la potencia de la que dispondrán los coches de nueva especificación será impresionante.

Fuente Motorsport