Fue fiesta completa en los Países Bajos con el regreso del nuevo Zandvoort al mundial y la victoria de Verstappen para volver a la cima. Lo analizamos todo en nuestro balance en ‘claroscuros’. 

La del domingo fue una victoria trascendental, desde donde se la mire, para Max Verstappen y su equipo Red Bull Racing. El regreso de Zandvoort -el circuito junto a la playa en las afueras de Amsterdam- y del Gran Premio de los Países Bajos a la F1, luego de treinta y seis años, lo tuvo como principal causante.

 

 

La carrera -que el año pasado se postergó por la pandemia- fue el suceso multitudinario que todos imaginaban y su victoria les terminó pagando a más de 70 mil fanáticos la apuesta de 500 euros por los tres días de ‘grand prix’ para verle ganar en su país. Cómo habrán estado seguros de su piloto los holandeses -si a Ud. le gusta más, puede decirles neerlandeses, como manda RAE- que habían agotado en 2019 las más de 300 mil entradas (105 mil por día, es la capacidad), cuando todavía Red Bull no lograba darle el auto que necesitaba para pelear el Campeonato del Mundo de F1. Y este año fueron 70 mil, cada día, solo porque las restricciones relacionadas al Covid-19 limitaron el aforo al 70%. Max, ‘el joven maravilla’, ganó y logró lo que ninguno de sus compatriotas -incluido, su padre- había logrado antes, ganar en casa.

La atmósfera festiva de la carrera fue superlativa desde el viernes y sorprendió gratamente a todos en la F1. Como contrapartida, la presión sobre Verstappen fue impresionante. Sin embargo, al piloto #33 pareció no afectarle. No tuvo una sola falla y aprovechó las ventajas que le dio su máquina todo el fin de semana para convertirse en el piloto ‘no campeón’ con más victorias (17), un récord con el que bate al impresionante Stirling Moss.

Lewis Hamilton, el mejor piloto de la F1 actual -¿o de la historia?- y líder del mejor equipo, estuvo a punto de birlarle la clasificación con un supremo esfuerzo en la Q3 que lo dejó a solo 38 milésimas de segundo de distancia -algo así, como 15 metros a la velocidad de un F1 en Zandvoort-. Fue porque el DRS del Red Bull no se activó, regalando 13 km/h de velocidad final en la última vuelta rápida de Verstappen, con la que selló, no obstante, la P1 para el domingo. Solo hay que pensarlo un poco, lo inesperado pudo haber ocurrido, siempre se debe tener en cuenta que a los que hay que vencer son los imbatibles de las últimas seis temporadas y que por más local que uno sea, si se perdía la clasificación entraba en riesgo todo y había en juego un capital emocional irrecuperable.

El mismo que Hamilton no quiso perder en Silverstone, cuando le jugó tan duro en ‘Copse Corner’, que terminó con el holandés estrellado en las defensas. “Solo pensé: no voy a dejar que nada se entrometa en el disfrute de la tribuna, del himno nacional y de la bandera británica este fin de semana”, dijo el inglés, aquella vez, dejando en claro el ‘costo’ que podía tener perder esa batalla en su propio terreno contra su rival.

De manera, que no es difícil sondear en la mente de Verstappen y de su equipo para entender que la diferencia entre ‘ganar y perder’, este fin de semana era mucho más importante que -pongámoslo como ejemplo- lo que hubiera sido el fin de semana pasado en Bélgica. De esto, no hay dudas y por eso la victoria cobró una vital importancia. Fue admirable la gestión, de inicio a fin, y sobre todo el temple del joven de 23 años para sobrellevar positivamente la responsabilidad de salir airoso del lance.

Hay unas cuantas cosas más de las que hablar en nuestro balance de contrastes sobre el gran prix del fin de semana, que les invitamos a compartir a continuación. Allá, vamos.

Puntos altos

Max Verstappen -Red Bull Racing- (P1): “Es increíble ganar aquí hoy en mi otra pista de local (NDR: Max nació en Bélgica, pero reside en Países Bajos y tiene nacionalidad neerlandesa) y se siente genial volver a tomar la delantera en el campeonato de pilotos. Por supuesto, las expectativas eran muy altas para el fin de semana y nunca es fácil cumplirlas, pero toda la multitud ha sido increíble y estoy muy feliz de ganar aquí. Fue una carrera bastante dura, Lewis estaba presionando mucho y los Mercedes tenían un ritmo realmente bueno, pero logramos tener ese ‘colchón’ de tres segundos cuando lo necesitábamos y creo que eso fue muy importante. Podemos estar realmente contentos con esto y con todo el rendimiento del equipo; tomamos las decisiones correctas y manejamos la carrera realmente bien. Dar setenta y dos vueltas alrededor de esta pista es genial, especialmente frente a todos estos fanáticos, fueron increíbles durante toda la carrera, nunca había experimentado algo así.”

Lewis Hamilton -Mercedes AMG F1 Team- (P2): “Qué carrera y qué público, honestamente, ha sido un fin de semana increíble. Max hizo un gran trabajo, así que felicitaciones a él. Di todo lo que tenía, pero fueron demasiado rápidos para nosotros este fin de semana. Creo que incluso si hubiéramos hecho todo bien hoy con el tráfico, con las paradas en boxes y la estrategia, todavía habría sido difícil superarlos. No acertamos en esos rubros, pero de cualquier manera, presionamos tanto como pudimos. Ahora, bajaremos la información la analizaremos y veremos cómo podríamos haber mejorado. Lucharemos hasta el final. Fue una carrera increíblemente difícil, física y mentalmente, creo que fue una de las más duras, pero es una pista increíble. La vuelta más rápida del final fue una de mis partes favoritas de la carrera, es una pista increíble para conducir con poco combustible, esta es una de mis pistas favoritas desde ahora y la he pasado muy bien aquí en Holanda, así que estoy deseando volver el año que viene”.

Circuito de Zandvoort: En 1985, Niki Lauda con un McLaren-Porsche obtenía su última victoria en F1 en el GP de Holanda y fue la última vez que la F1 había corrido en este trazado. Este fue un fin de semana de Gran Premio del que Zandvoort y toda Holanda pueden estar orgullosos. La pista, con sus tres nuevas curvas peraltadas, mantiene esa sensación de las tradicionales, vertiginosa, técnica pero divertida y fue un éxito entre los pilotos. El evento se reveló como uno de los más convocantes y festivos, a pesar de estar limitado a dos tercios de la capacidad debido a las restricciones de Covid-19. Había una sensación de verdadero festival en las tribunas y las ‘fanzones’. Se sintió como estar asistiendo a algo especial y todos lo reconocieron. El propio Hamilton, por ejemplo: “Qué público tan increíble. Nunca había visto algo así. Es increíble la energía con la que los holandeses pueden celebrar”.

Al jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, le costó un gran esfuerzo llegar al final de la carrera, no fue solo el duelo con Mercedes lo que estresó al británico, sino también el alto nivel de volumen persistente de la música. Hasta horas después de cruzar la meta, la afición celebró una gran fiesta en la pista. El zumbido del ‘techno’ prácticamente solo fue interrumpido por la carrera de 90 minutos. “Se sintió como estar en una discoteca durante tres días”, señaló Horner con asombro. Pero también reconoció: “Hay un ambiente fantástico aquí y nunca había visto una reacción así en toda mi carrera, los aficionados en Holanda son increíbles”.

El director deportivo de la F1, Ross Brawn, dijo: “Por el Corona, el gobierno había reducido la capacidad de audiencia en un tercio, a 70.000 espectadores, ni siquiera quieres imaginar lo que hubiera pasado si la capacidad total de 105.000 asientos en las gradas se hubiera llenado por completo. Había impresionante interés. Se dice que la avalancha de solicitudes de entradas superó la marca del millón.

Las curvas peraltadas proporcionaron un gran espectáculo. Agrega una función que a los pilotos les encanta y es excelente para los fanáticos y los espectadores, por lo que es algo con lo que estamos muy contentos. Los arquitectos del circuito de ‘Dromo’ hicieron un gran trabajo ejecutándolo. Fue fantástico que los promotores tuvieran la confianza y la convicción para hacerlo. Estoy muy satisfecho con el funcionamiento del circuito y espero que nos dé confianza para continuar con la filosofía y la cultura del diseño de circuitos que hemos ido desarrollando en los últimos años”.

Pierre Gasly -Scuderia AlphaTauri- (P4): El francés hizo una buena largada y desde allí avanzó serenamente hacia otro resultado sólido para el equipo, para ubicarse como “el mejor del resto” y así lo confirmó en sus declaraciones: “P4 es un resultado asombroso hoy, no creo que realmente podamos esperar algo mucho mejor y son 12 puntos importantes para nosotros. Realmente disfruté de las 72 vueltas aquí en Zandvoort, es una pista fantástica. Hoy me divertí mucho, estoy muy contento con todo, el coche es muy rápido y pude configurarlo como quería. ¡El equipo hizo un trabajo fantástico durante todo el fin de semana y hoy estábamos volando! Obviamente estoy muy emocionado de volver a Monza después del año pasado y obviamente las expectativas son muy altas. Claramente hemos maximizado nuestro paquete este fin de semana, por lo que será interesante ver cómo funciona el próximo fin de semana en Italia”.

Scuderia Ferrari (P5 y P7): Los pilotos de la casa italiana largaron bien y sin problemas, luchando entre ellos duro pero lealmente y luego establecieron el ritmo previsto durante gran parte de la carrera. Usaron estrategias un poco distintas, Leclerc más tarde que Sainz Jr., quien con gomas más deterioradas se encontró en dificultades para defenderse de Alonso, en la última vuelta. A pesar de lo cual, sumaron buenos puntos que vuelven a colocar a la Scuderia en el tercer lugar del campeonato de constructores.

Para Mattia Binotto, el director del equipo, fue: “Una carrera sólida de todo el equipo, que nos permitió llevarnos a casa un importante botín de puntos para la clasificación de constructores. Sabíamos que, en una pista que es muy exigente en cuanto a la gestión de neumáticos, podríamos habernos encontrado en una situación similar al que experimentamos en el Gran Premio de Francia, pero el equipo y los pilotos han trabajado mucho en este aspecto y los resultados de nuestros esfuerzos fueron evidentes. Por supuesto, no es un resultado para emocionarse mucho y somos perfectamente conscientes de que aún queda mucho por hacer para volver al mismo nivel que los que actualmente luchan por las victorias. Ahora nuestro enfoque cambia inmediatamente a la próxima carrera en Monza. Después de un gran espectáculo de los fanáticos holandeses este fin de semana, estamos ansiosos por competir frente a nuestro propio tifosi y esperamos poder darles algo de qué sonreír. ”

Fernando Alonso -Alpine F1 Team- (P6): “Fue un buen fin de semana para nosotros. Sumamos algunos buenos puntos con la sexta posición y pienso que en general fuimos competitivos durante todo el fin de semana. Nuestra largada fue buena, pero estábamos muy apretados en las curvas 1 y 2 y tuve que abrirme para evitar chocar contra los coches que me rodeaban. Luego llevamos un buen ritmo y ejecutamos una carrera sólida. Adelantar a Carlos [Sainz] al final se sintió fantástico, ya que al principio de la carrera no creía que pudiéramos alcanzarlas a las Ferrari. Será interesante ver si podemos trasladar esta forma a Monza. Spa en seco fue la primera vez que corrimos con una carga aerodinámica muy baja, así que veamos si podemos tener otro buen fin de semana allí”.

Puntos bajos

Lando Norris -McLaren F1 Team- (P10): El inglés que venía siendo sensación por su regularidad y buenos resultados, ha sumado solo 1 punto en las últimas tres carreras y perdió el tercer puesto del campeonato en manos de Bottas. Aún, así, piensa que lo de Zandvoort no fue del todo malo: “Un resultado un poco mixto hoy. Decepcionante porque es P10, pero bueno porque no pensé que pudiéramos haber hecho mucho más desde el puesto 13. Es una pista tan difícil de adelantar, pero tuvimos un buen ritmo. Teníamos una buena estrategia y creo que tenemos que estar contentos con un punto. Creo que eso es lo mejor que pudimos haber hecho hoy. Tal vez si hubiéramos comenzado en una mejor posición, haciendo un mejor trabajo ayer, podríamos haber logrado un un poco más, así que tenemos que ver cómo podemos aprender de eso. Aún así, estoy satisfecho y lo usaremos para asegurarnos de que nos recuperamos y somos mucho más fuertes en Monza”.

Aston Martin F1 Team (P12 y P13): Vettel animaba la acción cuando intentando pasar a Kubica en la curva 3, muy peraltada, perdió la cola, hizo un medio trompo y casi es embestido por Bottas. Fuera de eso, fue un día demasiado tranquilo para el alemán, que no tuvo el ritmo para avanzar demasiado desde su humilde puesto 15 en la grilla de partida. Fue una carrera aún más frustrante para Stroll, quien terminó donde comenzó (P12) después de seguir el alerón trasero de Russell durante la gran mayoría de la carrera. Otmar Szafnauer, director de equipo y director ejecutivo, hizo este balance: “En un circuito en el que adelantar es extremadamente difícil, no pudimos avanzar mucho hoy ni con la estrategia de una parada de Lance ni con la de dos paradas de Sebastian. No obstante, ambos condujeron bien en circunstancias difíciles”.

McLaren F1 Team (P10 y P11): Ricciardo parecía tener problemas desde el principio cuando salieron bocanadas de humo de su auto, pero cualquiera que fuera el problema, no lo frenó demasiado, ya que se mantuvo en el noveno durante gran parte de la carrera. Dejó pasar a Norris más tarde y no retuvo demasiado a Pérez que remontaba. Norris le hizo más fuerza, incluso se tocaron, pero prevaleció el mexicano y lo dejó solo con un punto para sumar. Para Andreas Seidl, el director de la escuadra, se trató de: “Mucho trabajo por un punto. Era la carrera que esperábamos, dadas nuestras posiciones de salida y la forma en la que hemos estado luchando por mantener el ritmo este fin de semana. Dimos lo mejor de nosotros y no dejamos nada sobre la mesa, con los pilotos y sus equipos trabajando muy bien juntos para ver si podíamos sacar más. Al final, debimos que aceptar que no había nada más disponible. Gracias a Daniel por jugar el juego de equipo hoy para tratar de maximizar nuestros puntos, pero desafortunadamente no valió la pena esta vez”. Como Norris en Pilotos, la escuadra de Woking también ha perdido gas en Constructores, cediéndole el tercer puesto a Ferrari. En los últimos tres ‘Grand Prix’, la casa de Maranello ha sumado 33.5 y McLaren 7.

Sergio Pérez -Red Bull Racing- (P8): El mexicano corre muy bien las carreras, pero su performance en las clasificaciones sigue sin ayudarle. Esta vez, no logró pasar la Q1 y luego el cambio de PU -que no tuvo nada que ver con su resultado de clasificación- lo mandó a largar desde el ‘pitlane’. A pesar de que los fanáticos lo premiaron en la web oficial como el ‘Piloto del Día’ por remontar de P19 a P8 el domingo, no está ayudando mucho a Verstappen, ni a la escuadra para luchar por los dos títulos, con carreras como esta, de solo dos puntos.

Su resumen, fue este: “Lo di todo, cada adelantamiento estaba al límite y tuve que correr muchos riesgos. Hoy fue todo sobre la limitación de daños, ya que salí de boxes después de recibir la penalización por el cambio de motor. Fue un poco complicado al final cuando Lando y yo nos tocamos, tenía muchos daños en el lado derecho del coche. Creo que fue una maniobra injusta, ya que no me dieron suficiente espacio y no creo que él no pudiera verme. Desde ese momento, perdí mucho agarre, de lo contrario, definitivamente creo que hasta la P6 estaba en las cartas hoy. Realmente desearía haber dado más a los aficionados holandeses, han estado increíbles durante todo el fin de semana. A partir de ahora, solo se trata de mirar hacia adelante y tratar de volver con fuerza en Monza”.

Haas F1 Team (P18 y DNF): En Haas, hubo un clima tenso durante todo el fin de semana de Zandvoort. Los ánimos ya estaban calientes el sábado porque Mazepin fue superado en pista por Mick Schumacher en una vuelta de clasificación, lo que el ruso percibió como una violación de las reglas internas del equipo. Sin embargo, el puesto de mando del team había aprobado que el alemán se adelantara, como resultó después. Mazepin describió la acción como descarada. La disputa se intensificó nuevamente en la carrera. Schumacher había cedido el liderato en el duelo interno tras un duro ataque en la curva ocho de la vuelta inicial. Luego, el alemán salió de la curva final con más velocidad. Yendo por el interior, Schumi comenzó a adelantar, pero Mazepin cerró su marcha en el último segundo.

Se tocaron ligera pero peligrosamente a más de 300 km/h y el alemán levantó. En el auto de Schumacher, el alerón delantero se rompió, lo que provocó que se detuviera para cambiarlo. “Desde mi punto de vista, la acción no fue la correcta. Pero es más lo suyo en los medios que lo mío”, dijo el novato enojado. Si bien Schumacher calificó la acción como peligrosa, Mazepin solo lo rechazó: “Estamos luchando duro, pero debería ser así… ¿no es así?”. El jefe del equipo, Guenther Steiner, hizo sonar de inmediato las alarmas: “Tenemos que evitar situaciones de este tipo en el futuro. Aún no sabemos cuál será la solución, pero la discutiremos”. Steiner no quería culpar a Mazepin por el ‘casi’ accidente. “Siempre se necesitan dos. No diría que fue un movimiento sucio”.

Antonio Giovinazzi -Alfa Romeo Racing- (P14): “Fue un buen comienzo, desde una buena posición, pero ya en la primera vuelta tuve un toque con Fernando y bajé algunos puestos. Todavía estaba entre los diez primeros y lucíamos sólidos, pero luego un pinchazo comprometió nuestra carrera. Había sido un fin de semana realmente bueno hasta entonces, pero esa mala suerte durante la carrera hizo que no anotáramos ningún punto. Ahora nos centramos de lleno en Monza, mi carrera de casa: estoy deseando poder dar un buen espectáculo a todos los Tifosi”.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías: formula1.com; motorionline, the race, racer, auto motor und sport, circuitzandvoort, caranddriver, reuters.